m a n d i o c a . l e l ê

Icono

Brasil en linea y San Pablo a toda hora: crónicas, personajes e historias de una ciudad que nunca para.

– Cruzando el estado de San Pablo: 1200 kms. a dedo (1ra. parte).

Dormi en la Terminal Tieté. A la cinco de la mañana abordé el metro hasta Barra Funda y de ahí conbine el trén que va a Itapeví. Mi objetivo era el 1er. peaje de la Rodovía Castelo Branco, que es donde se engancha a pocos kilómetros, una da la cuatro principales carreteras que cruzan el Estado de São Paulo: la Marechal Rondón.

Ruta Histórica, nació como una trilla de los Bandeirantes, que tenían como destino invadir las Misiones Jesuíticas, y cazar indios (cortandoles las orjas) o ir atrás del oro o esmeraldas para calmar la sed de la corte portuguesa siempre endeudada con los banceros europeos.

Tras de los Bandeirantes, venían los mamelucos, hijos bastardos de estos que ni eran, ni se sentían integrados a niguna raza. Por eso su ferocidad, por eso su marginación basada en su resentimiento de clase marginal.

A lo largo de la Rondón, se enlaza ciudades con bellos nombres en guaraní, Botucatú, Baurú, Biriguí y por ahí va.

No es facil enganchar un camíon, que te lleve directamente hasta el destino. Mi estrategia tuvo que ser tramo a tramo. Inexperiente, la principal cuestión que tenía que resolver era que los empleados del peaje, solo autorizaban para los camiones unos 200 mts. antes o después de las cajas registadoras. En esos puntos era imposible pararlos, la velocidad empleada era enorme, y el riesgo de coalisión por una interrupción en la marcha era alto.

Observe que algunos, paraban a los 150 mts. para hacer pis. Esa era la mia: paraban el camión, encostaban en un descanso y “mixaban” (orinaban). El primero se me asustó y se le cortó el chorro, y por tanto recibí una negativa. El segundo, ya con un spech mas cordial y dejandoló hacer su necesidad liquida… me despidió sin decir miau… Al número indetermindado de abordajes, consulte el mapa, por que percibía que muchos, seguían hacia el sur. Yo perjeniaba para Oeste. Batí con el obejtivo de seguir la Rondón, y preguntaba quien seguia esta ruta: dio cierto

A las 4 de la tarde enganché un camionero que me llevo a Puerto Felíz… que conocía plamo a palmo la Rondón, y después de mixar tranquilo, me permitió trepar la máquina.

Llovía abundantemente, y viajabamos a 100 km/h, pero el placer de ver la carretera abierta e infinita era mas placentera que la mojadura y la paciencia finita de el auto-stoping de un novato como yo.

A unos 5 km de Puerto Felíz, en el peaje (y siempre bajo lluvia) enganche cerca de la medianoche una camioneta rumbo a Botucatú. Con mucha agua y gran velocidad ultimamos el tramo de la carretera. Nuestra cena fué unos pedazos de carne asada y una deliciosa guaraná.

En el medio de la noche bajé frente a un puesto policial rodoviario, donde descansan los camioneros, a resguardo de asaltantes de carga. Lo policiales me dieron amablamente cafe biscochos y un rincón donde cerrar los ojos hasta la salida de alguíen rumbo a Biriguí.

“Observa y aprende”: sentía una voz, dentro mio, que indicaba de cual era el abordaje mas efectivo con los camioneros.

Raza maltratada por los robos de carga, pero raza genuina y noble, generacipon de grandes contadores de historias, estos vienen sobrevidiendo a onda de infortunios de violencia en las estadas brasileras que agregan mucho riesgo a su profesión.

Su principal riesgo es el sueño, un acompañate quiebra la monotonía del viaje y la atención sobre la ruta se dobla. Pero, asu vez, siempre existe el riesgo de que un acompañate desconocido, sea, el anzuelo de una banda que prepara un esquema en algún accidente del viaje, y termine en el robo de su carga,del camión o de su vida.

“Paz na estrada”, es el cartel escrito con tinta blanca, que mas se vé en el guardabarros trasero de las carretas. De ahi, un extraño que pida “carona” (lunfardo brasilero= ser trasladado gratis en auto, omnibus o camión) genera una cierta desconfianza.

Antes del amanecer un camión encendió su marcha y me le acerqué solicitando que me llevase. Se negó. Insistí, argumente que lo había esperado toda la noche muriendo de frio en la delegacia. Se nego nuevamente. Argumente de nuevo, y se negó por tercera ves. Me alejé furioso y esperé que pasara sin mirar la trompa naranja del camión que sabía que me podía llevar a destino. El se dirigia a Matto Grosso y mi objetivo era un poco antes de la frontera de los dos estados: Araçatuba o Biriguí.

Pasaron cinco eternos minutos. El camión paró en mi frente y la puerta se abrió: una vos femenina (la esposa del camionero) me invitó a subir: – O senhor não va a viajar con a gente… nos vamos até Baurú ….” No me hize rogar y mi orgullo de mochilero quedó en la tierra roja. Trepé y me instalé, saludando muy amablemente al camionero que me negó tres veces, y que con aire deportivo acepté su companía….”a gente vae até Baurú mozo!!-“

“Ta bom…. vamos até Baurú… puxa vida!!” y el camión arrancó y sentí la misma emoción

de que la estrada se abriese ante mi.

 

Papo viene, papo va…. el camionero parecía arrepentido de su negación, y yo como un santo que perdona pequeños pecadillos me desentendí de su terquedad. Le conté mentiras piadosas…para que comprendiese que estaba efectuando una buen acción: “que tenía mi suego , enfermo en Birigiuí”, “que se habia quebrado la cadera, que andaba si un real, que tenía que viajar urgente”…. el camionero sintió en su corazón de indio una fugas exorcisación de sus negativas.

Allá llegamos a Baurú.

 

 

Como mi estrategia de enganchar carona en los peajes estaba dando cierto, desestime las indicaciones de la Policia Rodoviaria de hacer stoping, frente al puesto de vigilancia. Ingenuamente el agente me indicaba que frente el puesto policial, muchos conductores tenían miedo de pasar a gran velocidad, y de ser multados. Que ingenuo…!!! pasaban como a mil. En pocos minutos busque otro punto de abordaje: un peaje que estab a nos 18 kms mas adelante.

Me senti valiente y entré a caminar.

Subidas y bajadas, colinas siempre en repecho, mojadas y secadas esa era mi situación, pero hiba andando. Sali de la perímetro urbano y todo se transformó en fazenda. Todo era campo… todo era verde y de un verde fosforecente. Creo que por my velocimetro mental los autos pasaban a doscientos…. aminoraban la marcha cuando llovia torrecialmente, pero no menos de cien.

Mis carteles se mojaban y mi lapicera desistía de escribir letras tan grandes. Los conductores leían… hacían el esfuerzo…. lo comprobé…. bicho curiosos el condutor.

Que hace un loco en el medio del campo con un cartel? En ese momento refelxione los que amgios de San Pablo me decían….que era una aventura viajar “desse jeito”. Recorde una profesora jubilada de Rio Grande del Sur que tenía pasión por andar en bicicleta. Y su sueño era viajar por odo Brasil, con mas de 60 año, monto en su maquina y ahí anda todavía…. creo hace com tres años anda viajando. Mi sueño era viajar de camión y en eso andaba.

Del agua para el sol es un momento y la ropa se me secaba en unos quince minutos, caminaba y caminaba… todo era campo… santo y verde fosforecente. En una fazendita bendecida, encontré una manada de ochenta vacas blancas dela raza zebú y no me pude contener: comenzé a mugir les de la forma mas conviencente posible.

Las vaquitas con cara de señores recién salidas de la peluquería, me miraron y me sonrieron con tanto cariño que los ojasos de enamoradas me animaron a seguir mugiendo un rato largo. Ellas estaban encantadas, parecía que estaban apasionadas por mi, o quizás tenían piedad por un buy barbudo que tentaba seducirlas. Pero estoy covencido de que mi mugidos les gustaba.

Apareció el dueño de la fazendita, como para cortar el cortejo. Rapidito les dí un beso en un par de ellas y preosguí mi camino.

Ocho horas caminando y del peaje nada….. fazenda y fazendas, ya estaba extasiando con la vida fezendaria y el todos los tipos de verde que el agua favorecia. Hasta que en tope de una sibida (las numero mil y un tanto) se me presentó un puesto de gasolina y una chrrasquería….. hay tata dió…. una baño por favor.

Los empleados de la gaoslinera, asombrados por yo salir de la nada, y apiadandose de mi estado calamitoso me indicaron el camino. de Reojo divise n camión pequeño entre los tantos que descansaban y senti algo.

Me cambié rápido, me puse presentable, tomé tres litros de agua y salí volando ….. el camión venía de San Pablo y su dueño a los cinco minutos salió de su almuerzo tardío.

-… me lleva hasta el peaje???.-

– donde es…? –

– a dos kilómetros de aqui….

– suba que lo llevo….-

Alegría!!!!!…..

El chofer olía a cachaça, y dirigía a gran velocidad, pero lo convencí que me llevase a Biriguí. desconfiado…. me dijo que tenía que levantar unas mujeres en Tres Lagoas, Matto Grosso. Yo bajaba un poco antes de la frontera. La charla hizo mas suave el realcionamiento y las 2 horas y media de viaje fueron alegres, y sacando fotos con el celular. Las fazendas de caña de azucar era bellísimas. A pesar de que la ruta a esa altura era buracada y peligrosa. El chofer nunca desistió de de apretar el acelerador.

Bajé en la entrada de Biriguí… me sentía felíz, después de dos días de viaje llegaba a donde nunca llegué…. saqué mis mapas que imprmi en la internet y entre a la ciudad.

Archivado en: cronicas, , , , , , , , ,

2 Responses

  1. Rodolfo dice:

    Te consulto sobre como cruzar San Pablo en auto rumbo a rio de Janeiro
    me pueden ayudar a marcar la ruta y la estrategia voy desde foz de iguazu a Rio
    Gracias y espeor los comentarios
    Un abrazo
    Rodolfo

  2. pablo.. dice:

    que buena tio.. yo hize la misma vaina estas vacaciones.. me resulto bien!! cuerpo gastado, espiritu, siempre nuevo.. recuerdo que queria salir de araçatuba.. camine unos 20 km.. con mi mochilota.. que calor! que lluvia! que calma! entao fique en una gasolinera.. y naa.. cuando vi un bocho.. osea un fusca, com una vejinha.. i eleve mis dos dedos, esos de paz y amor.. y magicamente se detuvo.. jajaja.. que buena.. pense en los carteles! supose que no era mala idea.. i no fue..

    sao paulo esta muy poluido, mucha desconfianza, preconceito.. pero tbm tiene mucha gente fina.. pero es un caos.. con mas e 30 millones de gentes..

    salu2..desde Perú!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

:: busca por temática

:: lo mas visto

:: mandioca.lelê

:: Brasil y São Paulo en linea

A toda hora. Crónicas, personajes e historias de una ciudad que nunca para.

Ingrese su e-mail y reciba las notificaciones de nuevos posts via correo electrónico.

Únete a otros 143 seguidores

:: lo publicado mes a mes

:: los mas acesados

:: entradas

A %d blogueros les gusta esto: