m a n d i o c a . l e l ê

Icono

Brasil en linea y San Pablo a toda hora: crónicas, personajes e historias de una ciudad que nunca para.

– Wall Street y la inmigración

Fuente: Ircamericas Adital –

Cómo los gigantes financieros han sacado partido -Por Peter Cervantes-Gautschi
Codirector Ejecutivo de Enlace, una alianza de organizaciones que reúne a trabajadores que reciben salarios bajos en los Estados Unidos y México; también es analista para el Programa de las Américas

Para la mayoría de los estadounidenses, la vida empezó a ponerse difícil a finales de la década de los noventa debido a las crecientes deudas familiares. En la misma época, la vida se puso aún más difícil para muchos mexicanos por las mismas razones. Fueron las mismas instituciones financieras las que fabricaron y se beneficiaron de muchas de las deudas familiares en ambos países.

De acuerdo a los censos realizados, el 70% de los inmigrantes ilegales en los Estados Unidos provienen de México; muchos de los inmigrantes ilegales que viven en los Estados Unidos son refugiados de la crisis económica de 1995.

Aunque actualmente esté de moda entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos el culpar al corrupto sistema mexicano por la enorme población de inmigrantes indocumentados que tenemos en nuestro país, el corrupto sistema estadounidense ha jugado un papel aun mayor al obligar a millones de mexicanos a cruzar nuestra frontera sur con o sin autorización gubernamental. La corrupción estadounidense de la que hablamos se materializó en la forma de políticos que implementaron y apoyaron políticas exteriores que generaron ganancias a un nivel nunca antes visto para los adinerados contribuyentes de sus campañas en lo que respecta al rubro de los servicios financieros. Es muy probable que no hayan roto ninguna ley estadounidense para lograr su cometido, pero sí obligaron México a violar sus leyes para implementar sus programas.

Encabezados por la elite de Wall Street comprendida por Bank of America, Goldman Sachs, Citi, Fidelity, Chase, entre otros, estos líderes financieros persuadieron al Congreso para permitir que las instituciones financieras pudieran incrementar la deuda familiar en los Estados Unidos al promulgar leyes que beneficiaran a los socios de control de corporaciones financieras (bolsas de acciones, bancos, bienes raices, aseguransas, etc.) al mismo tiempo que obstaculizaban la promulgación de leyes en beneficio de los consumidores. A mediados y finales de la década de los noventa fueron los mismos líderes financieros operando desde los Estados Unidos quienes provocaron que en México se disparara la deuda familiar hasta alcanzar niveles incontrolables mediante su influencia sobre el Congreso de los Estados Unidos.

Crisis “Made in America”

A mediados de la década de los noventa la industria de los servicios financieros en EEUU enfocó sus contribuciones a las campañas del congresista de Nueva York Peter King, actualmente el republicano de mayor rango en el Comité de Seguridad Nacional, así como consejero de la campaña de Giuliani y de otros líderes de la nueva mayoría republicana de las comisiones de instituciones financieras en el Senado y en el Congreso estadounidense.(1)

Estos comités generaron exitosas leyes que dieron paso a que gigantes bancarios y financieros operando desde los EEUU, como Bank of America, Citi Corp, Fidelity, Chase y algunas otros, pudieran adquirir compañías de bienes raíces, de seguros, de crédito, de corredores de bienes y otros bancos también. (2) Asimismo aprobaron leyes que permitieron que los bancos triplicaran los cargos realizados a las cuentas de sus clientes, así como aumentar las tasas de interés en los balances crediticios ya sin ningún límite legal respecto de las tasas de interés que decidieran imponer. (3)

Antes de aprobarse dichas leyes, muchos estados habían puesto límites a los intereses sobre tarjetas de crédito; estas leyes estatales establecieron una cifra máxima de puntos porcentuales por encima de la tasa prima de la Reserva Federal, marcando así el límite de cobro sobre las tarjetas de crédito que los bancos tenían permitido imponer. La nueva ley federal impulsada por los más poderosos del sector bancario y financiero mediante su influencia sobre el Congreso, reemplazaron las leyes estatales respecto de las tarjetas de crédito, provocando la liberación de las tasas de interés sobre las tarjetas de crédito. (4)

Aunque los demócratas Maxine Waters y Charles Schumer trataron de evitar que los bancos abusaran de manera subrepticia de su clientela a través de cargos por uso de cajeros automáticos y otras comisiones por manejo de cuenta, la mayoría republicana aniquiló todo esfuerzo realizado durante un sub-comité del congreso sobre la banca. Como resultado, los bancos a lo largo y ancho de la nación obtuvieron luz verde para duplicar los cargos hechos a los clientes por el uso de sus cajeros automáticos, así como para incrementar las comisiones bancarias. (5)

El impacto del incremento en el cobro de las cuentas bancarias y de tarjetas de crédito dificultó mucho la vida de decenas de familias en todo el territorio estadounidense. La deuda familiar por uso de tarjetas de crédito aumentó en un 62.9% entre 1989 y 2004. (6) La situación empeoró hasta el punto en que la mayoría de las familias de clase media actualmente enfrentan recibos de tarjetas de crédito sin pagar mes a mes, mientras las familias con ingresos bajos gastan más del 10% de sus ingresos anuales en pagar sus deudas por uso de tarjetas de crédito. (7)

Beneficiándose con la crisis en México

El 22 de diciembre de 1994, se devaluó el peso mexicano en más del 40%. Ello, sumado al incremento en la tasa prima en los Estados Unidos promulgada por la Reserva Federal de los EEUU, dejó a México casi en la quiebra, principalmente debido a la deuda por bonos de denominación dólar con los bancos de Wall Street. (8)

El gobierno estadounidense convenció al Fondo Monetario Internacional y a Canadá de darle a México fondos para implementar un paquete de rescate financiero para que pudiera pagarle a sus acreedores, muchos de los cuales eran bancos de Wall Street. El Fondo Monetario Internacional subcontrató el préstamo para el rescate financiero de México al Ministerio de Hacienda estadounidense. Con los intereses de los acreedores de Wall Street como única prioridad, Peter King convenció al Congreso de que el Comité Bancario controlara mes a mes la implementación del préstamo para el rescate financiero. (9)

Para que México pudiese obtener el préstamo para su rescate financiero, debía cumplir con requisitos que violaban su propia constitución, la cual estipulaba que la posesión extranjera de la industria bancaria no debía ser mayor al 5%, y prohibía que la tasa de interés hipotecaría superara el 7%. (10) El paquete de rescate financiero estipulaba que los bancos extranjeros obtuvieran 49% del mercado bancario. Se liberó la tasa de interés para todo préstamo para pagarles a Citi, Chase Manhattan, Bank of America, JP Morgan y a los otros inversionistas extranjeros. Otro de los requisitos que debía cumplir México para obtener el préstamo por rescate financiero involucraba ponerles límites máximos a los salarios a nivel nacional /establecer salarios máximos. (11)

Aunque JP Morgan era uno de los principales dueños de bonos del respaldo de dinero mexicano, éste se convirtió en su asesor financiero. (12) En los Estados Unidos un arreglo de esta naturaleza se hubiera considerado un descarado conflicto de intereses, por no hablar de lo ilegal de él.

Empobrecer familias mexicanas para obtener ganancias

La banca nacional mexicana se vio forzada a elevar el valor del dinero para pagar los inflados bonos a los inversionistas extranjeros por medio de un dramático incremento en las tasas de interés en toda la gama de préstamos en México.

Durante los siguientes dos años, las tasas de interés respecto de los préstamos comerciales y agrícolas subieron del 11% a un promedio de 56%; las tasas de interés por adeudo de tarjetas de crédito subió del 7% al 61%; las tasas de interés por préstamo automotriz subió del 7% al 91%, y las tasas de interés por préstamos hipotecarios de un promedio de 5% a un 75%. (13) En el mismo periodo Bank of America, Citibank, JP Morgan, Chase Manhattan, y HSBC adquirieron casi todo el mercado bancario mexicano. (14)

El impacto que ejerció en 1995 el incremento en las tasa de interés sobre préstamos resultó ser más de lo que millones de personas y miles de negocios podían manejar. Miles de granjas y negocios, tanto pequeños como grandes, se fueron a la quiebra. Tan sólo en 1995 más de 12,000 negocios mexicanos se declararon en bancarrota, y a medida que la actividad económica y la demanda se frenaban, se cancelaban las órdenes y las plantas operaban a un nivel por debajo del mínimo. La capacidad productiva no empleada o capacidad ociosa en muchas de las ramas del sector manufacturero ascendió en un 70%. (15) Para muchos trabajadores se volvió imposible mantener a sus familias ganándose el sustento en su propio país. Así, incapaces de ganar lo suficiente para dar de comer a sus familias, millones de trabajadores migraron a los Estados Unidos en busca de trabajo para la manutención de sus familias.

Los bancos de Wall Street obtuvieron jugosos beneficios. Por ejemplo, en 1998 ya habiéndose recuperado y obteniendo ganancias de la inversión de bonos a corto plazo por medio de pagos directos y activados del paquete de rescate financiero, JP Morgan y Citi ya eran dueños de más de $4,100 millones de dólares y $1,900 millones de dólares respectivamente por concepto de préstamos a México. Unos años después Citi se convirtió en el dueño de 23.2% del mercado mexicano de préstamos al adquirir Banamex. (16) El sector bancario y financiero premiaron a los miembros republicanos de los comités bancarios en el Congreso con millones de dólares en contribuciones a sus campañas. (17)

Juanita y Pablo: La historia de una familia (18)

Pablo y Juanita vivían en una población del norte de México donde se criaron y finalmente se casaron. Tuvieron dos hijos; ya en 1993 eran dueños de una casa y de dos terrenos que planeaban ceder a sus hijos para que ahí construyeran sus casas y tuvieran dónde vivir.

Pablo tenía un buen empleo y 25 años de antigüedad en una empresa importante y exitosa. Un día decidieron hacerle caso a los muchos amigos y familiares que habían disfrutado del sazón de Juanita y quienes le habían sugerido que abriera un restaurante. Pablo y Juanita abrieron su restaurante para generar más ingresos y así poder pagarles la universidad a sus hijos. En 1994 obtuvieron un préstamo por $100,000 pesos (US$10,000) de un banco local para abrir el restaurante de Juanita.

El restaurante tuvo mucho éxito; la comida era excelente, y la cordialidad de Juanita atraía clientes frecuentes felices de comer ahí.

Aunque Pablo y Juanita habían hecho sus pagos a tiempo, su deuda se cuadriplicó en 1995 a causa del nuevo incremento en las tasas de interés sobre los préstamos. El banco quintuplicó sus pagos mensuales en 1996. La vida se volvió muy difícil, pero con todos los miembros de la familia trabajando, pudieron salir adelante. El golpe mortal llegó en 1998 cuando la compañía para la que Pablo trabajaba realizó un recorte de personal y lo obligaron a retirarse. La familia corría el riesgo de caer en la quiebra total.

Varias organizaciones y varios de sus amigos se pusieron en acción y reunieron suficiente dinero pidiendo donaciones para salvar su casa en 2000. Pero el banco confiscó sus terrenos y el restaurante de Juanita.

La pensión que Pablo recibe mes con mes es de $2,000 pesos (US$200), mientras que la colegiatura mensual de su hijo es de $3,000, cuando inicialmente sólo era de menos de la mitad de la pensión que Pablo recibe.

Fue así que Juanita vino a los Estados Unidos, donde ahora trabaja ilegalmente como empleada doméstica. Ella trabaja 16 horas al día por seis días a la semana cuidando a una señora rica por US$250 semanales. Juanita sabe que gana mucho menos del salario mínimo, pero no quiere exigir su derecho a un salario mínimo por temor a temer su empleo, a la encarcelación y a la deportación.

Beneficiándose con las crisis en ambos lados de la frontera

Actualmente, uno de los bancos en el que Pablo y Juanita obtuvieron su préstamo para el restaurante es Bank of America, institución que adquirió 24.9% de Serfin, el tercer banco más grande de México. (19) Ahora el préstamo para los estudios del hijo de Pablo y Juanita pertenece a Citi, quien adquirió Banamex, el banco más grande de México. (20) Dicha tendencia que disparó el préstamo para el rescate financiero de México implementado por el gobierno de los Estados Unidos a instancia de los socios de control de corporaciones financieras ha resultado en un México en el que más del 80% del mercado bancario pertenece a bancos extranjeros, y solamente un banco nacional cuyos dueños son mexicanos. (21)Las ganancias del dinero que los trabajadores en los Estados Unidos envían a sus familias en México s e transfieren a algunas de las instituciones financieras que provocaron que tanta gente abandonara su país en busca de empleos con salarios dignos. (22)

Mientras tanto en los Estados Unidos, la deuda por uso de tarjetas de crédito sigue aumentando la presión en aquellas familias que ya se encuentran en dificultades debido a la vertiginosa alza en rubros como la salud, la educación profesional y el transporte. Las instituciones financieras en Wall Street han aumentado su alcance capitalizando el mercado de las tarjetas de crédito al adquirir tarjetas de crédito de tiendas departamentales, para gasolina, de aerolíneas, de servicios telefónicos y de otros bienes de consumo.

Aunque dichas tarjetas de crédito exhiban el logo de Visa, MasterCard o de alguna otra red, de hecho son expedidas por los bancos. Las primeras cinco instituciones bancarias encargadas de expedir tarjetas en los Estados Unidos son Bank of America, JP Morgan Chase, Citigroup, Capital One, y HSBC. (23). Cuatro de estos mega-bancos cobraron miles de millones de dólares en pago por préstamos a través de los bancos mexicanos que adquirieron entre 1995 y 1998. (24)

JP Morgan Chase, quien hace poco se convirtió en el propietario de la tajada más grande del mercado crediticio en los Estados Unidos, también adquirió la compañía para la que Pablo trabajó durante 25 años antes de su retiro forzado.

Beneficiándose con las redadas a los inmigrantes a expensas de los contribuyentes
Algunos de los mismos gigantes de Wall Street que se beneficiaron del préstamo para el rescate financiero de México, comenzaron a invertir en tres empresas de cárceles privadas hace apenas un par de años. En enero del año pasado, el gobierno de Bush cedió contratos a Cornell, a Geo Group, y a Corrections Corporation of America para construir y operar prisiones para inmigrantes detenidos por el Departamento de Inmigración de los Estados Unidos Immigration and Customs Enforcement (ICE), perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (25).

Los grandes líderes de la industria de los servicios financieros, Bank of America y JP Morgan Chase, son los principales accionistas de Cornell, mientras que Fidelity es uno de los principales accionistas tanto de Geo Group como de Corrections Corporation of America (26). Según los reportes del presente año (2007), se sabe que Corrections Corporation of America gastó más de $1.3 millones de dólares intentando persuadir al gobierno federal para que ceda a sus peticiones de privatización de las cárceles.

El mercado para las empresas de cárceles privadas se gestó cuando el gobierno de Bush modificó el cargo por ser sorprendido en la calle sin portar la tarjeta de Seguridad Social de una falta o delito menor, cuyo castigo consistía en máximo un año de encarcelamiento, a un delito grave clase B cuyo castigo consiste en mínimo tres años de prisión. (27)

Mientras los tres gigantes del rubro financiero se han beneficiado enormemente con sus acciones en las cárceles privadas a causa de posteriores redadas, encarcelamiento y deportación de inmigrantes (28), el impacto humano ha sido devastador para todos.

En una época en la que una búsqueda en Google para “denunciar inmigrantes ilegales” supone 1,760,000 resultados, agentes de la ICE desde Long Island en Nueva York hasta Pórtland en el estado de Oregon, han capturado latinos en paradas de camiones, estaciones de metro y hasta en sus propios hogares usando el físico de los detenidos como único argumento para ello (29).

Los detenidos desaparecen sin haber tenido la oportunidad de acceder a apoyo legal o de ponerse en contacto con sus familiares o amigos. A estas personas que tienen el infortunio de un día circular cerca de algún agente de la ICE en el momento equivocado, se les encarcela a lado de criminales peligrosos, y si no pueden probar que son inmigrantes legales en el momento de la detención, se les obliga a que renuncien a sus derechos legales para entonces ser deportados. Mientras tanto, esposas y esposos, hijos, profesores y personal de protección infantil llevan a cuestas la responsabilidad de buscar al padre o madre que desapareció sin dejar huella (30).

A medida que continúan estas redadas, las comunidades latinas de todo el país se ven invadidas por el miedo debido a los rumores e información veraz que circula en sus calles. Esto ocurre sin que el público en general siquiera imagine lo que pasa.

Como es de esperarse, los principales medios de comunicación están más bien enfocados en la persona que se convertirá en presidente de Estados Unidos. La única gran fuente financiera con la que cuentan cinco de los seis principales candidatos a la presidencia por parte de los dos partidos más importantes es la industria de los servicios financieros (31).

Los principales medios de comunicación estadounidenses o no conocen este hecho o lo ignoran voluntariamente, de la misma manera en que lo han hecho respecto del papel que ha tenido y actualmente tiene la industria financiera en el tema de la inmigración.
Notas:

1. Según reportes de contribución a las campañas de entre 1996 y 2000 de la Federal Elections Commission; Library of Congress Financial Institutions y Consumer Credit Committee in the 104 th , 105 th and 106 th Congress (1995-1998). Por ejemplo, King y otros cuatro republicanos del mencionado comité, Bob Ney, Bob Ehrlich, Edward Royce, y Jerry Weller, recibieron de manera colectiva más de $2.2 millones de dólares en contribuciones para sus campañas de parte de la industria financiera.
2. En noviembre de 1999, el Congreso adoptó el Acta de Modernización de los Servicios Financieros que revocó la restricción que había para que los bancos pudieran afiliarse a empresas corredoras de valores según las leyes bancarias (Glass-Steagall Act), y creó y autorizó las “financial holding companies”.
3. Riegle-Neal Amendments Act, junio 1997.
4. Congressional Record, Financial Institutions and Consumer Credit Committee in the 104 th and 105 th Congress (1995-98); amendments to Truth in Lending Act, the Bank Holding Company Act, and enacting the Financial Institutions Regulatory Relief Act.
5. Congressional Record, Financial Institutions and Consumer Credit Committee in the 104 th Congress (1995-96).
6. Pushing the Limit: Credit Card Debt Burdens American Families, By Christian E. Weller, Senior Economist, Center for American Progress.
7. Borrowing to Make Ends Meet, Tamara Draut & Javier Silva, © septiembre 2003 De-mos: A Network for Ideas and Action.
8. “How Investment Bankers Ruined Mexico: Wall Street Blues”, Douglas W. Payne, New Republic, 13 de marzo 1995; United States Congressional Record, 104 th Congress; House Banking And Financial Services Committee: Financial Institutions and Consumer Credit sub-committee reports; United States Federal Reserve. Federal Reserve Bulletin; “The Transfer Of Devaluation Risk From Foreign Investors To The Mexican Government Throughout 1994 Cost The Government Dear.” Stephen Fidler and Ted Bardacke, The Financial Times Weekend Edition, 14-15 enero 1995.; “The Devaluation: A Political Reflection,” Current History: A Journal of Contemporary World Affairs. Castañeda, J. (1995). 94(590): 114-17.; “Market Forces: Some Mutual Funds Wield Growing Clout In Developing Nations”; “As Investments Abroad Rise, Managers Take On Role Similar to Banks, IMF”, Craig Torres and Thomas T. Vogel Jr., Wall Street Journal, (Eastern edition). New York, NY, 14 de junio 1994, p. A1. “Late Night Call to Mexico”, Craig Torres and Thomas T. Vogel Jr., Wall Street Journal, (Eastern edition). New York, NY, 14 de junio 1994, p. A1.; “Oops! Peso Forecasts Were Off the Money-Up Until the Crash, Lots of Analysts Gushed Over Mexico”, E.S. Browning, Wall Street Journal, (Eastern edition), New York, NY, 6 de enero 1995, p. A8.
9. United States Congressional Record, 104th Congress 1995-96; House Committee on Banking and Financial Services: Reports And Hearings On Bill Requesting The President To Submit Information To The House Of Representatives Concerning Actions Taken Through The Exchange Stabilization Fund To Strengthen The Mexican Peso And Stabilize The Economy Of Mexico” (King, NY).
10. “The Micro-Economic Impact of IMF Structural Adjustment Policies in Mexico”, Alejandro Nadal, Center for Economic Studies, El Colegio de México, 2000.
11. “How Investment Bankers Ruined Mexico: Wall Street Blues”, Douglas W. Payne, New Republic, 13 de marzo 1995; “Mexico Uses $4 Billion From U.S. Bailout to Pay Investors Series: MEXICO IN CRISIS: Shoring up a shaky economy”. [Home Edition], Mark Fineman. Los Angeles Times, 5 de abril 1995, p. 1.; “Mexico’s Use of U.S. Loans Is Paying Off. First half of $20 billion credit line went to avoiding bond defaults. Peso has stabilized, but crisis is seen as far from over”, Mark Fineman, Los Angeles Times, [Home Edition], 7 de julio, 1995.; “Mexico Unveils Program Of Harsh Fiscal Medicine-Spending Will Be Slashed, Taxes Raised to Rein In Prices and Salvage Peso” Paul B. Carroll and Craig Torres, Wall Street Journal (Eastern edition), New York, NY, 10 de marzo 1995, p. A3; “U.S. unveils rescue plan for Mexico”, Tim Torres. Wall Street Journal, (Eastern edition), New York, NY, 22 de febrero 1995, p. A3; “U.S. Loans to Mexico Used Mostly to Pay Investors”, Mark Fineman, Los Angeles Times, 4 de abril 1995; IMF Staff Report, junio 1995.
12. “Mexico’s Debt-Restructuring Plan Stalls-Problems in Repackaging $2 Billion of `Tesobonos’ Add to Nation’s Woes”, Craig Torres. Wall Street Journal (Eastern edition), New York, NY, 5 de febrero, 1995, p. A14.
13. “How Investment Bankers Ruined Mexico: Wall Street Blues” Douglas W. Payne, New Republic, 13 de marzo 1995; “Mexico Uses $4 Billion from U.S. Bailout to Pay Investors Serie: MEXICO IN CRISIS: Shoring up a shaky economy”; [Home Edition], Mark Fineman. Los Angeles Times, 5 de abril 1995, p. 1; “Mexico’s Use of U.S. Loans Is Paying Off. First half of $20 billion credit line went to avoiding bond defaults. Peso has stabilized, but crisis is seen as far from over”, Mark Fineman. Los Angeles Times, [Home Edition], 7 de julio 1995; “Mexico Unveils Program Of Harsh Fiscal Medicine-Spending Will Be Slashed, Taxes Raised to Rein In Prices and Salvage Peso” Paul B. Carroll and Craig Torres. Wall Street Journal (Eastern edition), New York, NY, 10 de marzo 1995, p. A3. “U.S. unveils rescue plan for Mexico”, Tim Torres, Wall Street Journal (Eastern edition), New York, NY, 22 de febrero 1995, p. A3; “U.S. Loans to Mexico Used Mostly to Pay Investors”, Mark Fineman, Los Angeles Times, 4 de abril 1995; IMF Staff Report, junio 1995.
14. Foreign and Domestic Bank Participation in Emerging Markets: Lessons from Mexico and Argentina by Linda Goldberg, B. Gerard Dages, and Daniel Kinney; Revision: 10 de marzo 2000.
15. “The Micro-Economic Impact Of IMF Structural Adjustment Policies In Mexico”, Alejandro Nadal, Center for Economic Studies, El Colegio de México, 2000.
16. Foreign and Domestic Bank Participation in Emerging Markets: Lessons from Mexico and Argentina por Linda Goldberg, B. Gerard Dages, y Daniel Kinney, Revision: 10 de marzo 2000.
17. Reportes de contribuciones a campañas de la United States Federal Election Commission 1996, 1998, 2000 de los Representantes Peter King, Bob Ehrlich, Bob Ney, Edward Royce y Jerry Weller.
18. Esta es una historia verdadera. Por solicitud de los propios miembros de la familia en cuestión, se cambiaron los nombres utilizados en este artículo para referirse a ellos.
19. Wikipedia.org, Bloomberg.com
20. Wikipedia.org, Bloomberg.com
21. Banorte, que cuenta con los préstamos financieros del Banco Mundial, es dueño de aproximadamente 4% del mercado bancario en México, y actualmente es el cuarto banco más importante en Texas.
22. “Remittance market draws major players; Banks, cards, credit unions enter the fray,” Carolyn Said, San Francisco Chronicle; 16 de julio 2006.
23. “For credit card issuers, there’s plenty of room at the top,” por Jeremy Simon, CreditCards.com, 6 de junio 2006.
24. Edgar database 10 Q filings, United States Securities and Exchange Commission; “Foreign and Domestic Bank Participation in Emerging Markets: Lessons from Mexico and Argentina” by Linda Goldberg, B. Gerard Dages, and Daniel Kinney; -“U.S. Loans to Mexico Used Mostly to Pay Investors”, Mark Fineman, Los Angeles Times, 4 de abril 1995; “Mexican Meltdown: Nafta, Democracy, and the Peso” Maxwell A. Cameron, Cerlac Working Paper Series, enero 1996.
25. 18 de enero 20 07, Federal Bureau of Prisons anuncia que da el contrato al Geo Group para encarcelar aproximadamente 2,400 en Texas; 19 de enero 2007, Federal Bureau of Prisons anuncian $119.6 millón contrato para Corrections Corporation of America para encarcelar más que 1,500 en Texas; 19 de enero 2007, Federal Bureau of Prisons anuncian $268.8 millón contrato para Cornell para encarcelar hasta 3,500 en Texas.
26. Geo Group, Corrections Corporation of America, and Cornell shareholder information: Edgar database, US Securities and Exchange Commission 10 K, 10 Q filings.
27. “Identity Theft Penalty Enhancement Act.” 2004. Library of Congress.
28. Yahoo Finance, precios de las acciones de Geo Group, CXW, Cornell.
29. Entrevistas con Nadia Marin Molina, The Workplace Project, Hempstead, NY y Andrea Cano, Oregon Farm Worker Ministry 2007.
30. ibid.
31. En los archivos del 2007 de la Comisión Federal de Elecciones, la industria de servicios financieros es el sector que contribuye más a las campañas de Rudy Giulani, Hillary Clinton, Mitt Romney, Bara c k Obama, y John McCain; y la segunda fuente de recursos de John Edwards (después de contribuciones por abogados). Datos reunidos por el Center for Responsive Politics.
[Versión original: Wall Street and Immigration: Financial Services Giants Have Profited from the Beginning. Traducción por: Aline Sánchez Espino.
www.ircamericas.org – Para comentarios, refiérase a americas@ciponline.org o consulte su portal electrónico: www.enlaceintl.org]

Archivado en: cotidiano, , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

:: busca por temática

:: lo mas visto

:: mandioca.lelê

:: Brasil y São Paulo en linea

A toda hora. Crónicas, personajes e historias de una ciudad que nunca para.

Ingrese su e-mail y reciba las notificaciones de nuevos posts via correo electrónico.

Únete a otros 144 seguidores

:: lo publicado mes a mes

:: los mas acesados

:: entradas

A %d blogueros les gusta esto: