m a n d i o c a . l e l ê

Icono

Brasil en linea y San Pablo a toda hora: crónicas, personajes e historias de una ciudad que nunca para.

- Ley de atracción: mitos y verdades sobre el secreto mas extraño del mundo.

Introducción : “La ciencia debe ser parte de la naturaleza y de la realidad misma. Fuera de las leyes físicas y químicas presentadas en la teoría cuántica, debemos considerar la existencia de una naturaleza muy distinta, hasta ahora poco conocida para el ser humano”. -Niels Bohr, premio Nóbel de Física

Mucho se ha escrito sobre la ley de la atracción; se le ha atribuido un carácter universal, inmutable y hasta omnipotente. Aunque hay una gran cantidad de casos, hechos y observaciones documentadas que tienden a confirmar el postulado general de dicha ley, muchos cuestionan su validez, argumentando que éstas no han sido más que simples coincidencias y casualidades que difícilmente confirman su veracidad o establecen una teoría que explique las causas de los resultados observados.

Algunas personas dirán que la capacidad de predecir como va a actuar una persona roza lo esotérico, pero lo cierto es que, como veremos más adelante, es posible generar modelos que demuestran la relación existente entre la manera de pensar de una persona, su comportamiento y sus logros.

A pesar de esto, el hecho de que afirmemos que algo es una ley no significa que en realidad lo sea. Una hipótesis no se convierte en teoría irrefutable porque nos aseguremos de presentarla usando un lenguaje científico. Su autenticidad no aumenta porque tengamos cuidado en manejar suficientes términos y expresiones de aquellos que escuchamos con frecuencia en el campo de la ciencia. Así que lo primero que me propuse al escribir este libro -de ahí su largo título-, fue dejar claro de una vez por todas si la ley de la atracción es o no es ley.

En términos simples, la ley de la atracción indica que nosotros atraemos hacia nuestra vida aquello en lo que enfocamos nuestro pensamiento de manera constante. Lo que sucede en el exterior -a nuestro alrededor o en nuestra vida- no es más que el reflejo de lo que está ocurriendo en nuestro interior. Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interno, ya que nosotros nos hemos encargado de atraer y crear nuestras circunstancias externas con nuestros propios pensamientos.

Si nuestros pensamientos dominantes están constantemente enfocados en obtener resultados positivos, en nuestras fortalezas o en hábitos de éxito -y nuestras acciones refuerzan dicha manera de pensar- entonces eso será lo que manifestaremos en nuestra vida. Si, por el contrario, nuestros pensamientos dominantes están constantemente enfocados en la posibilidad de obtener resultados negativos, en pobres expectativas, o en nuestras debilidades, de igual manera eso es lo que atraeremos hacia nosotros mismos.

La ley de atracción establece que todo atrae su igual. Las imágenes que están grabadas en nuestra mente atraen irremisiblemente lo que representan. Aquello en lo que te enfocas tiende a expandirse en tu vida. Si te enfocas en tus debilidades, verás como éstas parecen ser cada vez mayores. Las personas, oportunidades u objetos que atraemos se asemejan en su carácter al nuestro.

Ahora bien, la pregunta es si lo que postula la ley de la atracción es en realidad una ley, una hipótesis, un modelo utilizado para describir ciertos aspectos del comportamiento humano, o una simple conjetura.

Para resolver este interrogante debemos primero entender que los términos modelo, hipótesis y ley tienen significados distintos en la ciencia de los que comúnmente solemos darles.

Los científicos utilizan el término modelo para referirse a la descripción de algún fenómeno, evento o hecho observable El objetivo de dicha descripción es presentar una teoría o hipótesis que explique el cómo y el porqué de dicho fenómeno De esta manera podremos entonces someterla a prueba por experimentación u observación y utilizar los resultados para realizar predicciones sobre eventos similares. Una hipótesis es una proposición o afirmación provisional y exploratoria sobre la veracidad o falsedad de un concepto, que aún no ha sido confirmada o descartada por medio de la experimentación.

Por su parte, una ley científica es una proposición científica confirmada que afirma una relación constante entre dos o más variables. El diccionario de la Real Academia Española de la lengua la define como: “regla y norma constante e invariable de las cosas”, y define la expresión ley universal como una ley que es válida cualquiera que sea la naturaleza de los cuerpos, a los que se aplica.

Basado en lo anterior, y en el hecho de que, como lo veremos a lo largo de esta obra, es posible poner a prueba y verificar la validez de los postulados presentados, la ley de la atracción y las proposiciones particulares derivadas de ella, podemos concluir que, lejos de ser una simple conjetura o hipótesis, la ley de la atracción es ciertamente una ley.

Sin embargo, éste es sólo el primer paso. Una vez establecemos que algo constituye una ley científica, es importante determinar que rama de la ciencia es la encargada de estudiar los argumentos, hechos u observaciones que ratifiquen su validez e ilustren los efectos y resultados que se derivan de ella. Esto nos permite situarla en el contexto científico adecuado y compararla con el conocimiento ya existente en esa misma área del saber. Por ejemplo, la ley de conservación de la materia, es una de las leyes fundamentales de la Química, área que hace parte de las disciplinas científicas conocidas como “ciencias naturales”, que tienen por objeto el estudio de la naturaleza.

De otro lado se encuentran las disciplinas científicas que se ocupan de aspectos del comportamiento y actividades de los seres humanos. A ellas se les conoce como las “ciencias sociales”. La literatura científica contiene muchos ejemplos que ilustran cómo las ciencias sociales, entre las cuales se encuentra la psicología, pueden establecer leyes con bases científicas.

Éste, creo yo, es el lugar apropiado, desde donde podemos estudiar los postulados y teorías presentados por la ley de la atracción, ya que durante más de un siglo, los psicólogos han diseñado diferentes modelos y pruebas para determinar cómo es que la personalidad, la manera de pensar y los rasgos relativamente permanentes que caracterizan a un individuo influyen en su comportamiento, desarrollo, emociones y conductas. Cómo veremos más adelante, muchos de estos modelos experimentales buscan establecer relaciones causa-efecto que nos permiten realizar predicciones muy útiles en áreas tan diversas como la medicina, las finanzas y las relaciones interpersonales.

El siguiente paso que quiero dar es esclarecer algunos” de los mitos más comunes que se han tejido sobre la ley de la atracción. Para esto he dedicado todo un capítulo a tratar algunos de los errores en los que caemos con mayor frecuencia cuando buscamos corroborar su validez en nuestra propia vida.

Finalmente, es importante aclarar que al referirme a esta ley como “el secreto más extraño”, no quiero dar a entender que de alguna manera esté reservado para unos pocos y oculto al resto de los seres humanos. Lo cierto es que todos los principios a los cuales haré referencia son simples normas que siempre han estado al alcance de cualquier persona. Todos podemos aprenderlos y practicarlos hasta convertirlos en hábitos.

No obstante, para hacerlos parte de nuestra naturaleza debemos repetirlos una y otra vez, hasta que se vuelvan tan naturales como respirar, y sucedan como actos mecánicos quE surgen de nuestro subconsciente. Tal como hemos aprendido a montar en bicicleta o a manejar automóvil, también podemos aprender los secretos del éxito y la felicidad.

Estoy absolutamente convencido que lo que encontrarás en estas páginas abrirá tu mente a un mundo donde no hay límites para los logros que puedas obtener, excepto los que tú mismo te impongas. La ley de la atracción es sin duda el camino más corto y efectivo para crear mejores relaciones, un nivel optimo de salud, negocios exitosos y gran prosperidad en tu vida. Sin embargo, el mensaje más valioso que descubrirás en cada capítulo es que las herramientas, talentos y conocimientos necesarios para lograr todas tus metas, ya se encuentran en tu interior. Así que bienvenido a este maravilloso viaje de tu descubrimiento.

1. La eterna búsqueda del secreto del éxito y la felicidad.

Los pensamientos se asemejan al viento, no los podemos ver o tocar, pero siempre podemos observar los resultados de su presencia. -Wayne Dyer

El postulado general expresado por la ley de la atracción Ha sido tema de interés desde mucho antes de la era cristiana. Casi mil años antes, Salomón, rey de Israel, escribió en su libro de Proverbios: Como él piensa dentro de sí, así es él”. (Proverbios 23:7)

En el libro del profeta Habacuc, escrito cerca del año 612 a.C., donde él expone el drama de los poderes humanos se puede leer: “Y el Señor me respondió: Escribe la visión, y declárala en tablillas, para que pueda leerse de corrido. Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá—. (Habacuc 2: 2,3)

Para los filósofos griegos de la antigüedad, la naturaleza del ser humano, el universo que lo rodeaba, y la búsqueda y significado de la felicidad fueron el tema central del gran volumen de conocimiento generado durante varios siglos.

Sócrates propuso que el ser humano alcanzará la verdad mediante el autoconocimiento -conócete a ti mismo-, y el desarrollo continuo de su intelecto -sólo sé que nada sé-. La ignorancia nos llevará al fracaso, por lo que a través del conocimiento y la inteligencia alcanzaremos la virtud.

Pero esa inteligencia hay que desarrollarla, estimulando nuestro deseo por aprender de todas nuestras experiencias. Sólo asÍ lograremos programar nuestra mente con el conocimiento y la razón que nos permita ser cada vez mejores seres humanos. Esa voz interior constituirá la única guía moral del individuo.

Sócrates no considera que la persona deba recibir un premio especial por llevar una vida virtuosa, ya que las consecuencias de esa vida son su mejor recompensa. Siglos antes, Salomón ya había enunciado este mismo concepto al escribir: Instruye al sabio, y se hará más sabio; enseña al justo, y aumentará su saber. Si eres sabio, tu premio será tu sabiduría; si eres insolente, sólo tú lo sufrirás”. (Proverbios 9:9,12)

Éste es -en esencia- el resultado final de la ley de la atracción: la felicidad que experimentamos al llevar una vida virtuosa es el mejor premio a nuestra decisión.

Si el fin del ser humano es la felicidad, como lo asevera Platón -alumno de Sócrates- y ésta sólo puede ser lograda mediante la virtud, aquel que sabotea su propio éxito y malogra su propia felicidad no lo hace a propósito, sino por ignorancia.

Él basa esta conclusión en la certidumbre de que sólo la persona virtuosa es realmente feliz, y puesto que el individuo siempre desea su propia felicidad, nunca pensaría en hacer algo a propósito que la saboteara. Sin embargo, la ley de la atracción es muy clara en precisar que el ser humano atrae hacia sí mismo lo que forma parte de su existencia y lo hace continuamente, no importa si es el resultado de un esfuerzo consciente o no.

Aristóteles también afirmó que el fin último de la vida humana es la felicidad. Cuando miraba a su alrededor, veía que los seres humanos persiguen cosas distintas. Algunos anhelan la riqueza, otros sueñan con el poder y la fama, y otros más buscan el amor y la aceptación. En ocasiones parecemos perseguir cosas totalmente opuestas.

Mientras que la persona cauta busca la seguridad, la temeraria persigue la aventura y hasta el peligro. No obstante, detrás de todas las diferencias superficiales, todos buscamos lo mismo: La felicidad.

Él es claro al apuntar que ésta consiste, en parte, en el desarrollo de las virtudes éticas y en el hábito de obrar siempre con moderación, evitando los dos extremos: el exceso y la escasez. Esto reafirma lo postulado por la ley de la atracción respecto al hecho de que al centrar nuestra manera de pensar en estos extremos, igualmente viciosos, el exceso o la escasez, lo único que lograremos atraer será una vida fuera de balance que producirá insatisfacción e infelicidad.

Y aunque este capítulo no pretende establecer una validación de la ley de la atracción basada en las Sagradas Escrituras, cabe mencionar que en el nuevo testamento, se encuentran numerosas referencias que dejan de manifiesto que la ley de la atracción, lejos de ser un planteamiento esotérico en su esencia, encierra muchos de aquellos principios que Jesús compartiera con sus discípulos.

Para quienes encuentran difícil creer que todo lo que necesitamos hacer para atraer algo hacia nuestra vida es pedir, la Biblia nos dice: Pidan y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre”. (Mateo 7:7-8). No obstante, más adelante, el mismo evangelista nos recuerda que el poder de nuestros pensamientos y nuestras palabras pueden ser la causa de nuestros éxitos o nuestros fracasos: Porque por sus palabras serán justificados, y por sus palabras serán condenados”. (Mateo 12:37)

De hecho, la Biblia nos recuerda que sucede con quien pudiendo enfocarse en la abundancia decide, en cambio, albergar en su mente pensamientos de miedo, duda y escasez. Porque a todo el que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia. Al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene” (Mateo 25: 29).

No obstante, una y otra vez, aparece claramente enunciado el precepto que le da el verdadero poder a la ley de la atracción: “Jesús, les dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que si tuviereis fe, y no dudareis, le dirías a esta montaña: quítate y échate en el mar, y sería hecho. Todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis”. (Mateo 21:21-22)

Es claro que mucho se ha escrito sobre lo que podemos hacer para vivir una vida de plenitud, lograr el éxito, aprovechar nuestro potencial al máximo y atraer hacia nosotros la riqueza y la felicidad a la cual tanto anhelamos. Sin embargo, muchos de nosotros experimentamos tal escasez en nuestras vidas que es como si en realidad todos los principios de éxito expuestos a lo largo de más de tres milenios fueran secretos a los cuales sólo unos cuantos tienen acceso.

¿Qué podemos hacer para aprovechar la riqueza y sabiduría encerrada en toda esta información? Séneca, pensador y filósofo del siglo I dijo: “Las mejores ideas son propiedad de todos”. Si nos apropiamos de ellas, las utilizamos bien, las hacemos parte de nuestra manera de pensar y actuar, veremos una gran diferencia en nuestras vidas.

Todo comienza con nuestra visión del mundo

Por largo tiempo, el ser humano ha buscado respuesta a una de las mayores incógnitas acerca de si mismo: la magnitud del poder que reside en su mente y el papel que ésta juega en el logro de su felicidad.

Tristemente, muchas veces en medio de nuestro afán por lograr el éxito y la felicidad, buscamos fuera de nosotros algo que siempre se ha encontrado en nuestro interior: el secreto para vivir una vida plena y feliz.

Todos queremos ser felices y tener éxito en la vida; deseamos saber cuál es el secreto que nos permita lograrlo, pero al no creernos poseedores de tan valiosa fortuna, buscamos fuera de nosotros algo que es parte de nuestra esencia misma. Porque lo cierto es que todo lo que necesitamos saber para triunfar y vivir una vida plena y feliz se encuentra dentro de cada uno de nosotros.

Las respuestas a todas nuestras preguntas, las soluciones a todos nuestros problemas, el poder para hacer realidad nuestras metas más ambiciosas se encuentra en nuestro interior. Lo único que necesitamos hacer es preguntar, escuchar y confiar.

La lección más importante que debemos aprender es que las acciones y sucesos externos son sólo la manifestación física de las acciones y sucesos internos. Las imágenes mentales que consistentemente mantenemos en nuestro subconsciente, buscarán siempre manifestarse en nuestro mundo exterior.

El pesimista vive en un mundo negativo y deprimente, mientras que el optimista ha elegido vivir en un mundo positivo y lleno de oportunidades. Lo más curioso de todo es que se trata del mismo mundo. Las diferencias que ellos observan son sólo el resultado de sus pensamientos dominantes. Estos han sido los encargados de atraer la felicidad o la angustia que cada uno de ellos experimenta en su vida. Y lo mismo sucede con todos nosotros.

La buena noticia es que si en este momento no estamos viviendo la clase de vida que siempre hemos deseado, podemos crear una nueva realidad cambiando el tipo de información con la cual alimentamos nuestra mente. Nuestros pensamientos son las semillas de lo que ocurrirá en nuestra vida, y todos somos responsables de ellos.

El ser humano es, literalmente, lo que piensa. Cada persona construye sus condiciones, su éxito, sus negocios y su destino en virtud de los pensamientos que escoge y guarda en su mente. Todo lo que se manifiesta en nuestra vida es el resultado de lo que previamente se ha manifestado en nuestra mente. Así que todos nosotros somos “los arquitectos de nuestro propio destino”.

En su libro: Como piensa el ser humano, así es su vida, James Allen se refiere a éste como a uno de los secretos más conocidos y menos practicados: ¡Todo ser humano es el forjador de sí mismo!

Los seres humanos construyen su destino de acuerdo con los pensamientos que escogen y guardan en su mente. Ésta es como un telar donde tejemos nuestro carácter y donde, con los pensamientos que mantenemos, atraemos hacia nosotros nuestras circunstancias, creamos hábitos y labramos nuestro destino. Nuestro carácter es la suma de todos nuestros pensamientos. Esta es la esencia de la ley de la atracción.

La buena noticia es que, aun si hasta ahora hemos tejido ignorancia y sufrimiento, siempre tenemos la opción de cambiar nuestra manera de pensar, y podemos comenzar a tejer sabiduría y felicidad. Esta idea no sólo se limita a tu ser, sino que abarca cada condición y circunstancia de tu vida.

Así como cada planta brota de su semilla, y no podría ser de otra manera, nuestras acciones surgen de las semillas invisibles de nuestros pensamientos, y no habrían existido sin ellos. Lo anterior es aplicable por igual a aquellos actos considerados “espontáneos” y “no premeditados” como a aquellos que se ejecutan deliberadamente.

Las acciones son retoños que han crecido a partir de nuestros pensamientos, y la dicha o el sufrimiento son sus frutos. De este modo los seres humanos cosechan los frutos, dulces o amargos, de aquello que ellos mismos han sembrado.

De manera que la calidad de vida que cualquier individuo experimenta tiene poco que ver con sus circunstancias y mucho, con su actitud personal y su manera de pensar.

En su libro: El camino a la felicidad, Orison Swett Marden relata que en un congreso de agricultura le preguntaron a un viejo granjero qué terreno le parecía más apropiado para el cultivo de cierto fruto, a lo que él respondió: “No importa tanto la clase de tierra en que se siembre, como la clase de persona que vaya a sembrarla”.

El labrador preparado en su oficio saca provecho del suelo pobre, mientras que el inepto vive en la miseria, aún en el terreno más fértil.

Esta anécdota deja claro que la felicidad no depende tanto de las circunstancias favorables, como de nuestra actitud mental. Cualquiera es capaz de mantener una actitud positiva y optimista cuando vive en condiciones ideales. Solamente el ser equilibrado y dueño de si mismo es capaz de conservarla, aún en medio de las condiciones más difíciles y hostiles. Si no llevamos la semilla de la felicidad en nuestro interior, no la hallaremos en ninguna parte.

Con la manera de pensar, somos los arquitectos de nuestro destino

Cuando el poeta inglés William E. Henley escribió sus proféticas palabras: “Soy el dueño de mi destino, soy el capitán de mi alma”, debió habernos informado que la razón por la cual somos los dueños de nuestro destino es porque tenemos el poder de controlar nuestros pensamientos.

En su libro: Piense y hágase rico, Napoleón Hill afirma que “nuestros pensamientos dominantes tienden a magnetizar nuestro cerebro y, por mecanismos que nadie conoce bien, actúan como imanes que atraen hacia nosotros las fuerzas, las personas y las circunstancias de la vida que armonizan con la naturaleza de dichos pensamientos”.

Lo único que el ser humano debe hacer para ver un mundo que funciona correctamente, es asegurarse que él piensa y actúa correctamente. En la medida en que cambia su manera de pensar respecto a sus circunstancias y a las demás personas, las situaciones y la gente cambiarán respecto a él.

Debido a la ley de la atracción sus pensamientos rápidamente se traducen en hábitos, y los hábitos se transforman en sus circunstancias. Los pensamientos dañinos y perjudiciales de todo tipo se cristalizan en hábitos que atraen y producen confusión y debilidad; y éstos, a su vez, se manifiestan en circunstancias de calamidad e infortunio.

Y puesto que todo atrae su igual, los pensamientos de temor, duda e indecisión se cristalizan en hábitos que paralizan e impiden actuar al ser humano; hábitos que conducen al fracaso, la escasez, y la dependencia. Los pensamientos de odio y condena se vuelven hábitos de acusación y violencia, los cuales se convierten, a su vez, en injuria y persecución. Los pensamientos egoístas de todo tipo se transforman en hábitos que atraen angustia y frustración.

Por otro lado, los pensamientos nobles de cualquier tipo se manifiestan en hábitos de prosperidad y bondad, y estos, a su vez, se tornan en felicidad y bienestar. Los pensamientos virtuosos se convierten en hábitos de autocontrol y dominio de sí mismo, que atraen paz y tranquilidad. Cuando albergamos en nuestra mente pensamientos de auto confianza y decisión, creamos hábitos de valor y coraje, que se traducen en éxito, plenitud y libertad. De igual manera, los pensamientos de amor y compasión se vuelven hábitos de desprendimiento, que atraen la prosperidad perdurable y la riqueza verdadera a la vida de quien los alberga.

En general, cada pensamiento, bueno o malo, que albergamos y permitimos que encuentre cabida en nuestra mente, produce el único resultado posible, tanto en el carácter que forma, como en las circunstancias que genera. Una persona no puede escoger directamente sus circunstancias, pero al elegir sus pensamientos, indirectamente las crea.

La naturaleza se encarga de permitir que cada persona atraiga hacia sí misma los resultados de sus pensamientos dominantes, y de presentarle las oportunidades que hagan realidad de la manera más rápida posible tanto sus pensamientos constructivos como destructivos.

Todo lo que el ser humano logra, o deja de lograr, es resultado directo de sus pensamientos. En un universo justo y ordenado, la debilidad o fortaleza de cada persona, su condición de vida, su integridad o corrupción son suyas y de nadie más; emanan de adentro; ella misma las crea, y no otro, y sólo ella puede alterarlas. Una persona fuerte no puede ayudar a una débil a menos que ésta desee ser ayudada. Y aun así, la débil debe hacerse fuerte por sí misma, con su propio esfuerzo, ya que nadie más que ella puede alterar su condición.

Como el ser humano piense, así es él; como siga pensando, así seguirá siendo.

Es común creer que la razón por la cual muchas personas viven en la pobreza, o bajo el yugo de la esclavitud, el abuso, o la discriminación es debido a la opresión de otros. Así que repudiemos a los opresores. Sin embargo, la ley de la atracción nos plantea que es posible invertir dicho juicio y decir: “Una persona es opresora porque muchos optan por ser esclavos, y aceptan ser abusados y discriminados, así que repudiemos a los esclavos”. Eleanor Roosevelt solía decir: “nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento”.

El ser humano sólo puede elevarse y alcanzar el éxito, elevando sus pensamientos. Pero permanecerá débil, abatido y miserable si se niega a elevar su manera de pensar.

El universo no favorece al codicioso, al deshonesto, o al vicioso, aunque aparentemente a veces parezca hacerlo. El universo conspira para ayudar al honesto, al generoso y al virtuoso. Los grandes maestros de todas las épocas han manifestado esto de distintas maneras, y para probarlo y entenderlo lo único que se necesita es persistir en hacerse cada vez más virtuoso elevando nuestros pensamientos.

Cada persona puede lograr gran éxito material, e incluso alcanzar actitudes sublimes en el mundo espiritual y, aún así, descender otra vez a la miseria, si permite que los pensamientos arrogantes, egoístas y corruptos entren y encuentren cabida en su mente.

Cómo utilizar nuestros pensamientos para crear un nuevo futuro

“El ancestro de toda acción es un pensamiento. Toda acción ha sido precedida por un pensamiento”. -Ralplí Waldo Emerson

Si nosotros nos hemos encargado de atraer y crear nuestras circunstancias externas con nuestros propios pensamientos, esto quiere decir que la creación física de las cosas está precedida por una creación mental, y que tu futuro se está formando en este preciso instante en el interior de tu mente.

Lo que tú piensas, crees y visualizas habitualmente se convierte en la base de todo lo que experimentarás en tu vida. Los pensamientos que crecen como semillas en el jardín del subconsciente darán forma a tu vida futura.

Lo interesante es que un pensamiento no equivale a más que una décima de voltio de electricidad. Y pese a que la gran mayoría de nosotros le prestamos poca importancia a nuestros pensamientos, esta décima de voltio ejerce una enorme influencia en nuestras emociones, acciones y en nuestro futuro. Aun cuando no podemos agarrarlos con nuestras manos, nuestros pensamientos son tan reales como cualquier objeto que podamos percibir a través de nuestros sentidos.

Si observamos con cuidado, nos podremos dar cuenta que la realidad que nos rodea, y de cuya existencia no dudaríamos, no se encuentra más que en nuestro pensamiento.

Piensa en tu relación de pareja, o en tu relación con tus padres o tus hijos. ¿En qué consiste eso que tú llamas tu relación? ¿Qué tan real es? Veamos.

¿Se encuentra esta persona en este preciso instante contigo? Si la respuesta es no, ¿quiere decir eso que tu relación con ella no existe en este momento? Por supuesto que no. Dicha relación persiste a pesar de su ausencia, ¿no es cierto?

Esto quiere decir que en este preciso instante esa relación sólo existe en tu pensamiento. Pero no por eso es menos real. Entonces, ¿qué es aquello que constituye lo que llamas tu relación con esa persona? Sólo pensamiento. Es mas, todo lo que ha sucedido hasta este momento en tu vida ya no existe mas que en tu pensamiento. Tu experiencia, temores, creencias, debilidades y preocupaciones existen sólo en tu mente. Pero eso no los hace menos reales.

Recuerdo el caso de un estudiante que se desmayó durante un examen en la universidad. El pobre joven estaba totalmente convencido que si reprobaba el examen, lo expulsarían de la escuela, su padre lo echaría de casa y perdería la oportunidad de hacer algo productivo con su vida.

Por supuesto, esta tragedia existía sólo en su pensamiento. Él se había encargado de armar todo este drama por si solo; tanto se había enfocado en ello y en la inminencia de un posible fracaso que para su cuerpo fue como si ya lo hubiese experimentado. Y el poder de este pensamiento negativo fue suficiente para producir cambios químicos en su cuerpo que le provocaron un desmayo.

Este es un gran ejemplo de cómo nosotros podemos sabotear nuestro éxito al enfocarnos en eventos, ideas o cosas que crean imágenes nocivas y autodestructivas. En ocasiones extremas, las consecuencias pueden ser catastróficas. Un ejemplo es el Trastorno Dismórfico Corporal (TDC), un desorden mental caracterizado por una excesiva preocupación por un defecto en el cuerpo completamente imaginario -o muy trivial como para ser detectado por otra persona- que le causa a quienes lo padecen, deterioro físico, psíquico y social. No sólo están inconformes con su aspecto sino que están excesivamente preocupadas y hasta obsesionadas por él.

De acuerdo con la doctora Katharine Phillips, no estamos hablando de personas con deformaciones físicas, sino de personas con un aspecto normal, que “lucen bien”, pero que se ven a sí mismas como feas, deformes o incluso hasta «horrorosas” o “monstruosas”. Su defecto imaginario puede involucrar cualquier parte del cuerpo, aunque suele enfocarse en la cara, la piel, el pelo o la nariz.

Se calcula que entre tres y seis millones de personas sufren de este desorden. Hombres y mujeres que viven con el temor constante de estar siendo valorados negativamente por los demás; creen que otras personas están enfocadas en su “defecto”. El doctor David Véale del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Londres, dice que las consecuencias de este trastorno son muy reales. De acuerdo con sus observaciones, quienes lo padecen suelen presentar desventajas en el trabajo o estar desempleados; permanecen socialmente aislados; muchos son solteros o divorciados y, en general, suelen sufrir de depresión y ansiedad y llegan a contemplar pensamientos suicidas o autodestructivos, todo como resultado de las imágenes que han formado en su mente, producto de sus pensamientos dominantes.

De la misma manera, la incapacidad de ciertas personas para hablar en público, el temor a las alturas, las fobias por los sitios cerrados no se deben a imposibilidades o barreras de naturaleza física, sino a limitaciones generadas y concebidas en la mente.

Con el éxito sucede exactamente lo mismo, tanto la persona que piensa y cree que va a triunfar, como la que piensa y cree que fracasará, están en lo cierto, ya que el poder para lograr lo uno o lo otro se encuentra en su mente. Aquellos que no pueden hacer algo, saben que no pueden y se visualizan así; piensan en su incapacidad constantemente y como resultado nunca lo logran.

Hay dos premisas fundamentales sobre cómo los pensamientos moldean nuestro futuro.

La primera idea es que tú solo puedes actuar basado en aquello que mantienes en tu pensamiento. Es imposible hacerlo sobre una idea que no se encuentre en la mente. Con frecuencia encuentro personas que no se explican por qué no han podido triunfar. Al preguntarles que les gustaría lograr descubro que no tienen la menor idea. ¿Cómo puedes lograr una meta que no tienes? Así que si quieres atraer algo a tu vida, tienes que asegurarte de ponerlo primero en tu mente. Recuerda que toda acción está precedida por un pensamiento.

La segunda idea es que todo aquello en lo que piensas tiende a expandirse en tu vida. Todo aquello en lo que enfoques tu mente tiende a hacerse realidad. Si te enfocas en tus debilidades, éstas tenderán a expandirse y manifestarse en tu vida. Si piensas que eres un inepto es porque seguramente siempre estás pensando en tus debilidades. Y entre más incapaz te sientas, más incompetente te percibirán los demás y así mismo te tratarán, lo cual sólo reafirmará lo que ya sabías: que eres un inepto. ¿Te das cuenta de lo peligroso que es este círculo vicioso?

Si estás experimentando escasez en algún área de tu vida, debes entender que ésta es simplemente la manifestación de algún pensamiento dominante que desde el interior de tu mente dirige tu vida y tus acciones. Aquello que sientes que falta en tu vida es, seguramente, en lo que siempre estás pensando, y carecerás de ello mientras continúes concentrado en lo mismo. Los pensamientos de insuficiencia invadirán tu mente y actuarás de acuerdo con dicha conciencia de escasez. De igual manera, si te enfocas constantemente en tus fortalezas, éstas se harán cada vez más visibles.

En nuestras relaciones sucede lo mismo. Si constantemente estás pensando en lo que le falta a tu pareja, cada día lo verás con mayor facilidad. ¿Quieres ver a tus hijos haciendo las cosas cada vez mejor? Empieza por sorprenderlos haciendo algo bien. Si te enfocas en todo lo que están haciendo mal, con seguridad, cada día los verás peores.

Hace poco una madre me decía que su hijo de seis años no hacía nada bien y que siempre lo sorprendía haciendo alguna travesura, que no se podía quedar quieto y no hacía caso. Todo esto la tenía muy mal. Así que me trajo al niño para que yo le ayudara y ella pudiera sentirse mejor. Hablé con el pequeño y él me aseguró que no tenía ningún problema.

Entonces, yo me pregunto ¿quién necesita tratamiento, el niño que actúa de acuerdo con su edad, o la mamá que siempre busca sorprenderlo en medio de alguna de sus travesuras y lo logra? Después de conversar con el muchacho, le dije a su madre: ¿Quiere que su hijo mejore? Busque la manera de sorprenderlo cuando esté haciendo las cosas bien y entre más lo sorprenda en esta actitud, más lo verá haciendo cosas buenas.

Hoy, en este preciso instante tienes la oportunidad de comenzar a construir un nuevo futuro lleno de logros, abundancia y felicidad. Todo lo que debes hacer es cambiar la calidad de pensamientos con los cuales has venido alimentando tu mente. Piensa en los sueños que deseas alcanzar; piensa en las fortalezas que tienes y las habilidades que deseas desarrollar; reflexiona sobre los hábitos que deseas ver en ti mismo y en los demás y verás como estos pensamientos tenderán a manifestarse en tu vida.

Referencias sobre el mismo tema

<script src=”http://www.google-analytics.com/urchin.js” type=”text/javascript”>
</script>
<script type=”text/javascript”>
_uacct = “UA-2743865-1″;
urchinTracker();
</script>

Archivado en: Ley de atracción, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

23 Responses

  1. Pedro Santiago dice:

    Muy interesante lo que he leído. Para mejorar mi vida, utilizo el disco de Olivia Reyes y Juan Antonio Guerrero Cañongo, Programa tu día con la ley de la atracción y la neuroinducción, el cual compré en la página de neuroinducción: http://www.neuroinduccion.com, me ha resultado estupendo, he atraido más bienestar en mi vida y estoy teniendo éxito :).

  2. ursula dice:

    tengo algunos meses investigando hacerca de la ley de atraccion y tratando de entenderla y llevarla acabo y en esta pagina he encontrado lo que he estado buscando, mis propias respuestas para comprender y llevar a cabo la ley de atraccion que deveria de llamarse ley del pensamiento, mil gracias por esta pagina, estoy muy agradecida por darme respuestas y ampliar mi vicion hacerca de este tema, que dios lo bendiga a usted y a todo aquel que llea esto.

  3. regina dice:

    lectura excelente y amena!!!!!!!!!!!

  4. jose dice:

    no es bueno el comentario….la verdad el comentario es sencillamente maravilloso, es real, es lo que realmente prevalece en nuestro dia a dia. es lo unico que deberiamos buscar constantemente y es el unico camino hacia una felicidad absoluta..para mi este tipo de lectura de comentarios y de conceptos son los que me hacen cada segundo mas grande y mas cerca de esa gran verdad que todos perseguimos y que desearia de corazon q

  5. Ing. CP dice:

    “La Mente siempre esta en modo piloto atomatico, todo lo que desees sea bueno o malo vendra hacia ti..”

    La Ley de atraccion es totalmente cierto, cada dia me convenso mas sobre los hechos que suceden en mi vida, estoy aprendiendo de ella.

    CP

  6. mano dice:

    esto esta genial creo que teniendo una actitud positiva y teniendo tus metas claras puedes llegar a conseguir lo que quieras ,no hay limitaciones ,las limitaciones te las pones tu mismo y eso es lo que no ai que hacer gracias por publicar esto realmente te ayuda a pensar mucho las cosas y te motiva muchisimo. grax

  7. monia dice:

    Hola, felicitaciones por el texto es muy interesante, es la segunda vez que lo leo y bueno he leído otros textos parecidos y resume lo que ya he venido leyendo sobre este tema. Felicidades…me sirvió sólo para reafirmar y recordar todo lo que ya por ahí de manera salteada en diversos textos he leído. Thank´s.

  8. roxana dice:

    muy buen texto, de hace rato vengo averiguando sobre esto, y me resolvio muchas dudas , gracias. de verdad gracias.

  9. ricardo dice:

    muy bueno este articulo la ley de la atraccion existe siempre desde hace un año la aplico en la cotidianeidad y es increible gracias por divulgar este articulo Dios los bendiga

  10. LUIS ALBERTO SOLANO dice:

    EXCELENTE APRECIACION Y CONFIRMACION ACERCA DE LA LEY DE LA ATRACCION O LEY DEL PENSAMIENTO. ES UN TEMA MUY REAL Y MUY BIEN EXPLICADO POR EL AUTOR. ESTOY PONIENDOLO EN PRACTICA PARA MEJORAR MIS PENSAMIENTOS, MIS HABITOS Y POR ENDE ALCANZAR LA FELICIDAD TANTO EN MI CUERPO,COMO EN MI MENTE Y EN MI ALMA. DIOS LO BENDIGA.

  11. STELLITA DONNEY`S dice:

    SENCILLAMENTE FANTASTICO!….TODO EL ARTICULO DESDE EL PRINCIPIO AL FIN…ME HIZO REFORZAR (LA VERDAD A VECES UNO SE DEBILITA) AUN MÀS!!!….MIS PENSAMIENTOS POSITIVOS …REFORZE Y ME SENTI ORGULLOSA DE LO QUEW HE HECHO DE CREER EN MI! Y DE QUE SI!!! TODO TODO! ESTA ALLI! EN LA MENTE EN LA FUERZA CON QUE LE POPNGAS A LO QUE PIENSAS…EN LA FUERZA DE ATRACCION…MIL Y MIL GRACIAS SON ESTUPENDOS! DONNEY`S

  12. STELLITA DONNEY`S dice:

    AH!! ME FALTABA!!!!! DIOS LOS SIGA ILUMINANDO Y OBSEQUIANDOLES BENDICIONES….DONNEY`S

  13. Dr. Jaime Reyes dice:

    Sin duda la ley de la atracción es en realidad una ley inmutable,una ley divina.

    Hacer uso del poder creador de la mente,mediante el pensamiento forma, de preferncia en un sentido positivo.

    Debemos tener claro nuestra posición de haber sido creado por Dios, a su imagen y semejanza,y logicamenta eso nos indica la manera que debemos comportarnos de acuerdo a las leyes divinas,la biblia.

    El pensamiento debe ser persistente,con gran fe y confianza en dios,incommovible.

    Por otra parte debemos de reordenar nuestra vida,practicar la caridad,la ayuda,amor al prójimo,
    por que si queremos una ayuda de dios, debemos ser los ejemplos en practicarla.

    Nuestra vida y actividad cotidiana siempre debe ser sana y positiva.

  14. Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

  15. sandy dice:

    haber creo no tener las heramientas suficientes pero tengo de todas formas preguntas ya q me pare q esta ley es mas una teoria en la practica como que decae ya que mucho de lo que se habla como de dos parte de la vida una de cuerpo y la otra no tangible similar a lo que decia platon si ya me digeron que por que platon se hacercaba a la ley de la actraccion puede alguien trastar de expicarme yo me encargo de leer serranosandracristina@hotmail.com

  16. GFGFGF dice:

    Aunque algunos de los conceptos presentados en El Secreto son admirables y enseñados en la Biblia, tal como el énfasis en la expresión de la gratitud (Filipenses 4:11), el dar generosamente (2 Corintios 9:6-8) ), concentrarnos en las virtudes de los demás (Filipenses 2:3), y en que debemos amar a nuestros enemigos y hacer bien a los que nos aborrecen (Lucas 6:27-28), las nociones fundamentales de la “ley de la atracción” (que todo es energía y que todo es uno), en el mejor de los casos son explicaciones incompletas de la realidad. ¿Por qué? Porque, según El Secreto, “la ley de atracción” es “imparcial e impersonal”. El Secreto presenta una perspectiva impersonal del mundo, de manera que no puede haber comunicación entre seres humanos, ni entre Dios y el hombre, pues para ésta es necesaria la personalidad. La transmisión de pensamientos directamente al universo, como la afirma y reitera El Secreto, es una imposibilidad sin la existencia de la personalidad, tanto humana como divina.

  17. Jose Luis dice:

    FANTASTICO…

    SI LA LEY DE ATRACCION ES TAN REAL Y FUNCIONA…ENTONCES NO TENDREIS PROBLEMA EN CONTESTAR ESTAS PREGUNTAS…

    1.¿Porque Joe Vitale (uno de los del Secreto) está calvo como una bola de billar?
    2. ¿Porque Rhonda Byrne sigue teniendo la cara como un mapa llena de arrugas que ni el maquillaje logra disimular?
    3. ¿Porque hay presentadores en el Secreto con gafas y obesos?

    Y más grave aún:

    4. ¿Porque Charles Haanel el autor de la Llave Maestra que preconizaba salud y belleza si nos concentrabamos y nos visualizabamos hermosos y sanos…siguio siendo feo hasta el dia de su muerte (solo hay que ver su foto)?… por cierto falleció de un infarto al corazón…
    5. ¿Porque Conny Méndez la fundadora de la Metafisica venezolana murió muy enfermita despues de irse consumiendo poquito a poco, arrugada y algo senil?
    6. ¿Es posible que las 250.000 personas que quedaron hechas fosfatina en Hirosima y Nagasaki cuando lanzaron la bomba atómica, hubieran atraido ese mal por ser negativas?

    Hay mucho más…, pero lo importante es que pienses por ti mismo…

    • Estela dice:

      Mira Jose Luis, quiza alguien podría decir que tienes razón y que la Ley De Atracción es una simple falacia; pero yo personalmente creo que hay algo más aya de esas preguntas que realizaste anteriormente, más bien hay algo más aya en las mentes de Joe Vitale, Rhonda Byrne, entre otros. Haber espero poder explicarme y que tu me entiendas, pero incluso yo, que se que existe la Ley de atracción no soy tan agraciada, en todo sentido, en lo laboral, en lo familiar, etc. Esto me sucede porque no tengo la fe suficiente y no la centro en solucionar mis problemas, pero si trato, en lo posible, de difundir la Ley De Atraccón, por muchos motivos, en especial para que todos podamos disfrutar de sus beneficios. Quiza como a mí, a aquellas personas les ocurrió algo similar. Es por eso que no considero válido tu argumento en contra de la Ley De Atracción, de todos modos, lo respeto.
      Saludos.

  18. GLORIA dice:

    muy bueno realmente te hace replantearte muchas cosas adquiridas,desde la niñez y que te den pautas para ir camiando de a poco excelente me gusta y si resulta es dificil, pero de a poco uno va cambiando la forma de ver la vida…

  19. MONA dice:

    YO DOY GRACIAS POR EL TEXTO MARAVILLOSO,TAMBIEN LLEVO TIEMPO BUSCANDO INFORMACION SOBRE LA LEY DE ATRACCION Y CADA VEZ ME SIENTO MAS SATISFECHA Y CONVENCIDA DE QUE FUNCIONA.SUERTE A TODOS Y MAS A LOS QUE DUDAN

  20. Braulio Valenzuela Lanuza dice:

    es muu interesante saber sobre esta ley q es muy podesora y con desequilibra mentalmente cada vez q sabemos mas de ella y asociamos situaciones de nuestra vida a cosas extrañas q mos han ocurrido, me intereza muchisimo saber mucho mas de ella ya que he encontrado una manera magica de poder controlar mi mente y mis pensamientos , si alguien puede ayudarme en darme paginas webs o sitios donde puedo estudiar mas sobre este tema se lo agradecería mucho….. muchas gracias Dios-universo

  21. RICARDO PRADO PINEDO dice:

    Estoy de acuerdo con este texto porque a mi me funciona, recuerda que la fe y el valor son los padres del exito, la duda y el temor son los padres del fracaso.- puede ser el caso del amigo que hizo las preguntas, repeto su opinion pero no la comparto, gracias a la ley de la atracion estoy opteniendo grandes objetivos que fue una idea y hoy es una realidad….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

:: busca por temática

:: lo mas visto

:: mandioca.lelê

:: Brasil y São Paulo en linea

A toda hora. Crónicas, personajes e historias de una ciudad que nunca para.

Ingrese su e-mail y reciba las notificaciones de nuevos posts via correo electrónico.

Únete a otros 127 seguidores

:: lo publicado mes a mes

:: los mas acesados

:: entradas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 127 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: